Biografía Angélica María


En 1943 Arnold Frederick Hartman tomó como esposa a Angélica de Jesús Ortiz Sandoval. Arnie, siendo uno de los más famosos acordeonistas de Estados Unidos, llevó a su esposa a vivir a los Ángeles, la cual, casi al año de casados le dio la noticia de su embarazo.


Esto no impidió que Arnie Hartman siguiera teniendo éxito y trabajo, ni que su esposa lo acompañara a todas las giras, y así recorrieron la Unión Americana. A los ocho meses de embarazo, tuvieron que hacer una escala de emergencia en Nueva Orleáns, Louisiana, y el 27 de septiembre de 1944, Angélica Ortiz dio a luz a una bella niña.


Originalmente, solo la llamarían Angélica pero al no existir un santo para ese nombre, la bautizaron como Angélica María Hartman Ortiz quien desde muy pequeña vivió de cerca los escenarios y la música, gracias a la vocación de su padre. Sin embargo, cuando cumplió 5 años, sus padres se divorciaron. Por lo tanto, Angélica Ortiz regresó a vivir a la ciudad de México con su hija, al lado de sus padres y de sus hermanos.


Su hermana Yolanda, quien ya tenia un tiempo trabajando en el cine, llevó a su sobrina a una fiesta en donde se encontraron con el famoso productor Gregorio Wallerstein, quien les comentó que estaba buscando a un niño para su próxima película. Angélica María se levantó el cabello y pidió:

 ¡Córtame el pelo y yo soy ese niño!... Tanta gracia le causó al productor, que le pidió a la tía Yoli, que la llevara a la audición de la película, que ella ganó,  quedándose con el papel.


La película se llamaba “Pecado” y lo que parecía un juego se convertiría poco a poco en el principio de una carrera sólida. Después siguieron: “Una mujer decente”, “La hija de la otra”, “Los amantes”, “Fierecilla”, “Sígueme corazón” y “Mi esposa y la otra” película por la cual se hizo acreedora a un Ariel, cuando sólo contaba con 6 años de edad. También en ese año, realizó su primera fotonovela: “Rayito de Sol”.


Siguió trabajando en películas como “Dos caras tiene el destino” en donde cantó por primera vez. Continuó con “La ausente”, “Secretaria particular”, “La cobarde”,  “Sucedió en Acapulco” y “Los gavilanes” en donde cantó y trabajó al lado del inolvidable Pedro Infante, quien le auguró que llegaría a ser una gran actriz porque hablaba con los ojos, igual que él.


En 1955 la llamó Rita Macedo para protagonizar “Mala semilla” la cual marcaría su debut en el teatro. Entre 1955 y 1959, trabajó en las películas “Sublime melodía”, “El buen ladrón”, “música de siempre”, “Flores para mi general”, “Aventuras de la pandilla”, “La pandilla en acción”, “Triunfa la pandilla” y “La pandilla se divierte”.


En 1960 participó en la obra de teatro “El canto de la cigarra” junto a Manolo  Fábregas y se convirtió en pionera de las telenovelas actuando en “Cartas de amor” con Ernesto Alonso.


También en ese año filmó la película “Las hijas del Amapolo” en donde cantó ya como adolescente. Era lógico que después de escucharla cantar, en 1961, la  llamaran para hacer una comedia musical: “Las fascinadoras”. Y en cine actuó en la película “Muchachas que trabajan”.


En 1962, filmó “Bajo el manto de la noche” y participó en películas de lucha libre como “El señor Tormenta” y “Tormenta en el ring”.


El sueño de grabar un disco, comenzó mientras trabajaba en “Las fascinadoras” una compañía disquera la contrató pero jamás grabó un disco con ellos.


Así que le pidió a su mamá que la acompañara a una editorial de música, para buscar temas y un nuevo sello discográfico. Ese día conoció a un pianista que deseaba dar a conocer sus temas: Armando Manzanero, quien se sentó al piano y comenzó a tocar lo que sería el primer gran éxito de esa mancuerna: “Eddy Eddy”.


Manzanero llevó a Angélica con Guillermo Acosta, quien encantado con el proyecto, decidió firmar inmediatamente el contrato y en ese mismo año salió el primer L. P. de Angélica María. Gracias al éxito que tuvo comenzó a hacer programas musicales en televisión. Al mismo tiempo realizó giras con: “La famosa Caravana Corona” (de los señores Vallejo) y películas, al lado de los ídolos juveniles de aquel entonces: “El cielo y la tierra” con César Costa y “Mi vida es una canción” con Enrique Guzmán, donde surgiría un romance de “manita sudada”...


Era tanto el  éxito obtenido por  Angélica, que la comenzaron a llamar  “La novia de la juventud”.


Ese mismo año siguió con la filmación de la película “Los signos del zodíaco” y la grabación de su segundo disco, reafirmando su éxito con temas como: “Paso a pasito”, canción con la que se cotizaría aún más Armando Manzanero como  compositor.


A principios de 1963 grabó su tercer volumen y siguió filmando las películas: “Adorada enemiga” en Colombia, “Vivir de sueño”, “Mi alma por un amor”, “La sombra de los hijos”, “Napoleoncito” y todavía se dio tiempo para sacar su 4º. disco.


En 1964 actuó en las películas “El gangster”, “Mi héroe”, “Perdóname mi vida” al lado de Alberto Vázquez y lanzó al mercado su 5º. L. P.


En 1965 regresa al teatro con la comedia “Si quiero” y graba su 6º. L. P.  En ese año Angélica María viaja a España para filmar la película “Fray torero” con Paco Camino.


En 1966 grabó su 7º. disco y filmó las películas “Sólo para ti”  y “Me quiero casar”, además de que participó en la obra de teatro “Cuando oscurezca” y en la telenovela “Más fuerte que tu amor”.


En 1967 comienzan las giras internacionales, lanza su 8º. disco y revoluciona el cine junto con José Agustín y Angélica Ortiz, con la película “Cinco de chocolate y uno de fresa”, además protagoniza “Corazón Salvaje” película por la que todavía es admirada y recordada en China.


En 1968 incursiona en el  teatro universitario con la obra: “Marat Sade”, graba tres discos más ahora para la RCA Victor, uno a dueto con Armando Manzanero y con algunas  canciones de protesta, convirtiéndose en la primera cantante, ya famosa, en interpretar ese género. También actúa en su tercera telenovela: “El callejón del

beso”, filma la película “Como perros y gatos”, la telenovela “Águeda”, participa en un episodio de la película “El cuerpazo del delito”, en Argentina filma la película “Somos novios” y actúa en el programa de televisión “Sábados Circulares” y aquí en México en  la serie  “Revista Musical Nescafé”.


En 1969 filma su película # 47: "Alguien nos quiere matar” , participa durante 22 semanas en el programa “Domingos espectaculares”  y graba el 4º. volumen de RCA con más temas de protesta.


En 1970 Angélica María es la artista más querida e importante de habla hispana y el periodista Octavio Alba la nombra “La novia de México” título que ostenta hasta la fecha. En ese año filma “Ya sé quien eres, te he estado observando” y se presenta como vedette en centro nocturno con el show  “Espectacular 70”.


En 1971 confirma su gran éxito con la telenovela “Muchacha italiana viene
a  casarse” una producción de Don Ernesto Alonso que abre todos los mercados televisivos desde Nueva York hasta Chile. Valeria Donatti conquista los corazones hispanos, cantando “¿A dónde va nuestro amor?” que está incluida en su 5º. disco de RCA. En ese mismo año filma “La verdadera vocación de Magdalena”.


Angélica María no deja de trabajar y en 1972 filma “Entre monjas anda el diablo”  con Vicente Fernández, “Quiero vivir mi vida” y “El premio Nóbel del amor”. Graba su 6º. Disco para RCA que incluye “Lo que sabemos del amor” tema de la telenovela “Muchacha italiana viene a casarse” segunda parte. Esta fue la primera vez que una telenovela tuvo continuidad e igualó el éxito de la primera parte.


Comenzó el año de 1973 con un L. P.  para Discos  Marshal, su nueva compañía discográfica.  Meses antes conoció a un muchacho muy talentoso que deseaba que Angélica María le grabara un tema: Juan Gabriel.


Las canciones le encantaron solo que en lugar de grabarlas con orquesta, se le ocurrió hacerlo con mariachi, inventando así “La balada ranchera”. La canción “Tu sigues siendo el mismo” tan solo en los Estados Unidos, vendió un millón de copias, siendo la primera latina en lograr ese record.


Ese año viajó con su música por todo el continente, participó en “Siempre en Domingo” y en “Los días felices de Kleenex”.


En 1974 grabó otro de sus mayores triunfos, la telenovela “Ana del Aire”, dos discos  más para Discos Marshal,  regresó a la pantalla grande con “Yo amo, tu amas, nosotros” y participó en la obra de teatro “Gigí”. Con tantos éxitos  los periodistas la nombraron la estrella del año. A finales de ese año conoció a Raúl Vale.


En 1975 junto con Raúl Vale grabó 18 programas de “Éxitos Bacardí” y se casó con él. Tal controversia causó la boda de “La Novia de México” y Raúl Vale que fue la primera boda que se transmitió por televisión. Trabajando por el continente, Angélica dio la noticia de su embarazo, e impuso un record en Nueva York, llenando dos veces el mismo día el Madison Square Garden, que hasta la fecha muy pocos han logrado igualar. También en el 75 comenzó las grabaciones de la telenovela “El milagro de vivir”, cambió de disquera y a los ocho meses de embarazo grabó dos discos más.


El 11 de noviembre de 1975, Angélica María se convirtió en mamá. A las pocas semanas del parto, con carreola, pañales y biberones, regresa a los foros de Televisa para continuar la grabación de la telenovela que aún seguía al aire.


En 1976 hizo teatro con “Te encontré en abril” y “Trampas para un amor” del cual se grabó el 1er. disco para “Melody” . También comenzó con el programa “Éxitos Bacardí” en donde hacía quince personajes diferentes. Grabó el 2º. Volumen para Melody con baladas rancheras y su gran éxito “La basurita”.


En 1977 además de seguir con sus giras y hacer la telenovela “Corazón Salvaje”, filmó la película “Penthouse” y grabó un disco de baladas. Debutó con la obra teatral “Papacito piernas largas” de la cual también se grabó el disco correspondiente. Esta fue la primera comedia musical que llegó a las 1,000 representaciones y estuvo más de tres años en cartelera con teatro lleno.


En1978 grabó un disco haciendo dueto con Raúl Vale con el éxito “Noches de verano”, participó en 17 programas de “Éxitos” compartiendo créditos con Raúl Vale y siguió con la obra de teatro.


En 1979 grabó un nuevo álbum de balada ranchera para Melody, salió de gira con “Papacito piernas largas” y regresó a las telenovelas con “Yara”.


En 1980 fue a Londres para grabar su 9º. disco para Melody y dos canciones en inglés; a su regreso comenzó a ensayar lo que cambió la forma de hacer shows en Latinoamérica. El espectáculo se llamó “La historia del cine” donde Angélica cantaba, bailaba, imitaba y se cambiaba de vestuario más de quince veces sin salir del

escenario. A finales del año empezó a grabar la telenovela “El hogar que yo robé” en donde interpretó dos personajes totalmente diferentes: la heroína y la villana.


En 1981 siguió con las grabaciones de la telenovela, presentó su show por todo el Continente y grabó el 10º. y último disco de Melody con la producción y las canciones de Juan Gabriel. Además de que actuó en seis programas de “Siempre en domingo”.


En 1982 grabó un disco de balada ranchera para RCA su nueva compañía discográfica, regresó al cine con una película en inglés: “Matar a un extraño” y debutó con otro show: “La magia de Angélica María”, del cual se grabó el disco correspondiente. Este espectáculo rebasó todas las expectativas, se presentó desde Nueva York hasta Chile durante el 83, 84 y 85.

En 1983 siguió de gira con su espectáculo. En 1984 sacó a la venta su 3er. material para RCA, un dueto con Humberto Cravioto e inició una serie de televiteatros para el Canal 13.


En 1985 en su 4º. disco para RCA hizo una mancuerna maravillosa junto a Alejandro Jaén de donde surgieron los éxitos “Una copa de champagne”, “Miguel” y “No es mejor que yo”, siguió grabando más televiteatros y actuó en seis programas de “Siempre en domingo”.


En 1986 protagonizó la telenovela “Herencia Maldita” donde cantó el tema “El hombre de mi vida”, canción que le dio título a su segunda producción con Jaén, siguió con sus presentaciones personales y se presentó en todos los programas musicales de televisión: XETU, Hoy mismo y Siempre en Domingo.


Después de diez años de no trabajar con su familia, en el 87, debutó con una comedia musical producida y dirigida por su mamá, al lado de su hija en “Una Estrella”, del cual se editó el disco correspondiente y participó en catorce programas de la serie “Tres Generaciones”.


En 1988 grabó un disco bajo la producción de Honorio Herrero que fue el último para la RCA, hizo más programas de “Tres Generaciones” y siguió con la comedia musical “Una Estrella”.


A principios de 89, después de catorce años de matrimonio, Raúl Vale y Angélica María se divorciaron, después de ese paso tan difícil, siguió con la serie de “Tres Generaciones” e hizo presentaciones personales por toda América.


En 1990, nuevamente regresó al teatro con su familia en “Mamá ama el rock”, donde resurgió Ricky Martín. De esta comedia musical se grabó el disco correspondiente para Sony Music y otro disco con canciones de Roberto Livy y su éxito “Reina y Cenicienta”


En 1991, “Mamá ama el rock” continuó en cartelera y salió de gira. Angélica participó en varios programas en Miami y también hizo un nuevo show del mismo estilo que los anteriores: “Reina y Cenicienta”, el cual la mantuvo ocupada por casi dos años.


En 1992 volvió a grabar un disco con balada ranchera en el que le rinde un homenaje a Piporro y canta dos canciones a dueto con Vicente Fernández, también formó parte del reencuentro de “Los cinco grandes del rock” y actuó en cuatro programas de “Siempre en Domingo”.


En el 93, debutó en la opereta “La Viuda Alegre”, grabó varios videoteatros además de sus presentaciones por todo el país y Estados Unidos.


El siguiente año, 1994, Luis de Llano la llamó para protagonizar la telenovela “Agujetas de color de rosa” reafirmando su éxito con más de 600 capítulos. Ese mismo año formó su propia disquera “AM Música” para grabar un disco junto a la Banda del Recodo y otro, con la producción de Alejandro Jaén.


En el 95, por primera vez hizo teatro infantil con “La Isla de los niños” al lado de su hija y grabó un disco más de banda.


En 1996, actuó en otra comedia musical “La mujer del año”, regresó a las telenovelas con una actuación especial en la “Antorcha encendida”, estelarizó “Bendita mentira” y  grabó un disco con la recopilación de los temas de sus telenovelas. Este año fue muy difícil para ella y su familia, pues a su mamá le detectaron cáncer y el 26 de octubre falleció la Sra. Angélica Ortiz.


En 1997 siguió viajando por el Continente. En el 98 junto con su hija, fundó la compañía “Producciones Angélica Ortiz” y debutó como productora de la comedia musical “La Cenicienta”.


En 1999 hizo una actuación especial en la telenovela “Rosalinda”, sacó su disco de boleros y lo estrenó con la obra “Mamá nos quita los Novios”.


En el 2000 recibió una serie de homenajes por sus 50 años de carrera artística que le fueron organizados por su hija Angélica Vale.


En el 2001 realizó una exitosísima gira de “Mamá nos quita los novios”, por primera vez participó en una radionovela: “La extraña señorita Felton”. Selecciones de Reader’s Digest editó un álbum de sus grandes éxitos musicales; actuó en diez capítulos de la miniserie “Las solteronas” en donde interpretó dos personajes, regresó al cine con el cortometraje ¿Qué me va a hacer?, además de que fue nombrada Embajadora de la Osteoporosis en México, durante el periodo 2001/ 2002.


En el 2003 filmó la película en inglés “Sea of Dreams” (Mar de sueños) compartiendo créditos con Sonia Braga y el debut como Director de José Bojorquez, también participó en la telenovela “Amar otra vez” que se terminó de grabar en el 2004 y que se transmitió con mucho éxito.


En el 2004 grabó el CD de tributo a Joan Sebastián, una recopilación de sus grandes éxito y la canción inédita “Amor del bueno” que interpreta a dúo con
el compositor.


En el 2005 participó en los programas de televisión “La Parodia”, “Hoy”, “Don Francisco presenta”, “En familia con Chabelo”, “Nuestra casa”, “Master show”

y “Permítame tantito”. Además de que tuvo la satisfacción de ver impreso su libro autobiográfico “La Novia de México” que editó Reader´s Digest.


En el 2006 participó en la exitosísima telenovela “La fea más bella” interpretando el personaje de la mamá de la protagonista, que se mantuvo en el primer lugar de rating durante los catorce meses en que se transmitió, con un total de 580  capítulos. También tuvo un segmento semanal en el programa “Hoy” en donde dio consejos a los televidentes y participó en un reencuentro de los “Cuatro Grandes del rock” con Alberto Vázquez, César Costa y Enrique Guzmán.


En el 2007 la Casa Pedro Domec la premió en Los Ángeles por su importante trayectoria.


5 shows, 58 películas, 20 telenovelas, 16 obras de teatro, 56 videoteatros, 64 fotonovelas, más de 600 programas de televisión, más de 500 canciones grabadas en 64 CD’s y 244 premios de toda América.